Saturno retrógrado en Acuario

Del 4 de junio al 23 de octubre de 2022

La energía de Saturno retrógrado en Acuario difiere mucho de cuando el planeta va directo. Acuario quiere siempre innovar mientras que Saturno quiere siempre perpetuarlo todo. Allí dónde Saturno pone límites es dónde Acuario quiere innovar.

Las circunstancias con Saturno retrógrado en Acuario se limitan a dejar las cosas tal cual están, sin tocar absolutamente nada. Veremos cómo cualquier cosa o circunstancia que hubiera podido empezar un poco antes del 4 de junio se para en seco. Más tarde, se podrán ver los efectos de todo esto cuando Saturno vuelva a ir directo.

Normalmente y en general, todas las circunstancias cambian cuando Saturno se pone retrógrado y siempre vemos cómo se reproduce el mismo patrón: todo aquello con lo que estábamos tratando durante aquellos días previos queda parado sin saber si irá bien o mal. Ninguna de las dos partes hace ningún movimiento ni a favor ni en contra, esperando inconscientemente que todo cambie, pero ésto sólo pasará cuando Saturno vuelva a ir directo y recupere su velocidad.

La retrogradación de Saturno “envuelve” la circunstancia en cuestión y la hace “ingresar” en una “cuarentena” de seis meses, como si estuviera en un estado de letargo o gestación. Durante este tiempo, la experiencia pasa por un periodo de “incubación” que hace que todo se desarrolle en el inconsciente.

El miedo habrá hecho abandonar muy buenas experiencias

Cuando Saturno vuelva a ir directo se volverá a hablar del tema en cuestión y se podrá ver que todo ha cambiado, para bien o para mal. El miedo habrá hecho abandonar muy buenas experiencias, relaciones, proyectos, estudios, viajes, circunstancias, vivencias, etc. que podrían haber sido muy beneficiosas para ambas partes si se hubieran tomado decisiones a favor de ellas y se hubiera actuado unos días antes del 4 de junio. Si se actúa positivamente durante la retrogradación se tomará de manera positiva y esto afectará inconscientemente, o se tomará en cuenta, en la conclusión final.

Grupos con lazos muy fuertes y profundos

Durante el período de Saturno retrógrado en Acuario podremos ver cómo la mayoría de las personas se verán capaces de abandonar su aislamiento voluntario y se reencontrarán con antiguas amistades o establecerán otras nuevas. También, se podrán formar grupos que puedan acabar siendo como una familia, con lazos muy fuertes y profundos. Así mismo, Saturno retrógrado en Acuario acabará con la soledad y hará que la persona acepte el compromiso de vivir relacionándose con los demás con autenticidad.

Este año, Saturno retrógrado en Acuario, también puede acabar con la estabilidad de muchas personas que podrían no saber cómo continuar con sus vidas. La solución está en la innovación, en encontrar alternativas ingeniosas y prácticas para volver a encontrar la estabilidad. Recuperar antiguas maneras de hacer con alguna mejora, fruto de las nuevas maneras de pensar. Se trata de innovar sobre antiguas maneras sin perder la esencia, pero aportando un matiz de innovación. 

Durante los días previos al término del periodo de la retrogradación de Saturno, Marte también entrará en retrogradación. Ésto nos llevará a ver que las personas podrían ingeniárselas para reestablecer relaciones que podrían haber sufrido cambios a causa de haber perdido la estabilidad de la que hablábamos anteriormente. Pero, de eso ya hablaremos en otro blog. 

Los efectos y las consecuencias de Saturno retrógrado en Acuario afectarán a todas aquellas personas que tengan planetas personales y/o sociales comprendidos entre los grados 18 y 25 de cualquier signo.

Si te ha gustado esta publicación puedes seguirnos en nuestro Instagram y para cualquier consulta nos puedes escribir a sonia@consultesalcel.com o bien contactarnos a través de nuestra página de contacto.