La voz de los Ángeles

¿Os habéis parado a pensar alguna vez si es verdad que tenemos un Ángel de la guarda que realmente vela por nosotras?

Estaría bien que contemplaseis esa posibilidad porqué realmente es así. Cada persona tiene un Ángel de la guarda. Las hay que lo tienen masculino y las hay que lo tienen femenino porqué, en contra de lo que algunas personas creen, los Ángeles sí tienen sexo.

Sus nombres nos pueden parecer un poco raros porqué en su idioma, que es el hebreo, parece que hay pocas vocales y sus nombres se escriben con muchas consonantes.

Cambios en nuestra vida

Acortar el camino que nos pueda acercar a ellos, podernos comunicar y poder escuchar su voz para que su ayuda pueda ser realmente efectiva en nuestra vida es posible. Sólo hay que hacer unos pequeños y sencillos cambios en nuestra vida. Según para quien estos cambios podrían ser difíciles de conseguir, pero no imposible. Vale mucho la pena intentarlo.

El por qué de estos cambios es dejar bien limpio nuestro canal y poder subir poco a poco a la dimensión 5.7, que es el máximo donde nosotras como humanas y humanos podemos llegar.

Los Ángeles viven en diferentes dimensiones, según a la categoría a la que pertenezcan. Para poderse comunicar con nosotras pueden bajar como máximo a la 6ª dimensión. La 5.7ª dimensión es el punto máximo que podemos conseguir nosotras, ya que el paso siguiente es el 6.0.

Una vez pasado el período de adaptación con las nuevas costumbres incorporadas a nuestra vida, escuchar la voz de los Ángeles tendría que ser cuestión de tiempo.

Estas son las nuevas costumbres que tendríais que incorporar a vuestra vida si quisierais escucharlas:

• Beber de 3l a 5l de agua al día. Nunca mientras se está comiendo.

• Llevar una alimentación vegana o el máximo posible. Según el grupo sanguíneo podría ser necesario comer huevos. En ningún caso se os ocurra pasar a ser veganas de un día para otro sin haberos informado bien de todo lo que esto comporta. Nuestro cuerpo tiene una serie de necesidades básicas que quedarían descubiertas. Se trata de mantener la salud en mejores condiciones de las que se tenían cuando se llevaba una “alimentación” carnívora.

• Dejar de ver y leer los medios de comunicación masivos, incluyendo series y películas… y whatsapp. O mirarlas sólo esporádicamente intentando dejar la «adicción». Se trata de romper con la dependencia que la gran mayoría de personas tienen con estos medios.

• Meditar de la manera tradicional si tenéis costumbre. Si no a través de la lectura, cantando, tocando música, bailando, haciendo tai-chi, etc. también se llega a un estado meditativo.

• Dormir ocho horas como mínimo.

Siguiendo estos pasos llegaréis a mantener vuestro canal de comunicación con el Mundo angélico lo más limpio posible, entrar en comunicación con él y empezar a tener una comunicación fluida. ¡Pensad que ellos están deseando poder ayudarnos!

Si te ha gustado esta publicación puedes seguirnos en nuestro Instagram y para cualquier consulta nos puedes escribir a sonia@consultesalcel.com o bien contactarnos a través de nuestra página de contacto.