El proceso de retrogradación de los Planetas

Los planetas tienen una curiosa manera de ponernos ideas en la cabeza para que nuestra vida pueda cambiar: entran en proceso de retrogradación y la psique empieza entonces a experimentar un proceso inconsciente.

Este proceso nos puede llevar hacia experiencias, sentimientos, sensaciones, personas, etc. que sirven de filtro para que todo en nuestra vida pueda cambiar de manera consciente, (si nos alineamos con los cambios), o de manera inconsciente, (si nos resistimos y luchamos en contra).

Todo esto ocurre cuando cualquier planeta, excepto el Sol y la Luna, pasan muy cerca de la Tierra. Es entonces cuando se produce un efecto óptico y desde la Tierra nosotras vemos cómo el planeta va hacia atrás. Esto es totalmente imposible. Ningún planeta retrocede jamás, pero desde el punto de vista de la Tierra se ve así.

Este proceso de retrogradación se podría entender mejor si os imagináis dos vehículos que van paralelos a la misma velocidad por una vía. Poco a poco, se ve cómo uno de ellos empieza a ir más rápido y el otro se desvía por una salida lateral. Nosotras estaríamos mirando la escena desde un tercer punto paralelo y más alejado. El vehículo que se aleja por la salida lateral sigue adelante, pero desde nuestro punto de vista parece como si fuese hacia atrás.

Los planetas tienen este mismo comportamiento cuando entran en proceso de retrogradación. Después de un tiempo determinado, (dependiendo del tamaño de sus órbitas), cuando han alcanzado una distancia suficientemente alejada de la Tierra desde nuestro punto de vista, vemos cómo se “paran” y poco a poco retoman su camino hacia adelante. Esto es sólo un efecto óptico que se da desde nuestro punto de vista desde la Tierra, pero que tiene un impacto increíble en la psique individual y colectiva.

El proceso inconsciente de la Psique

Psicológicamente se desarrollan una serie de cambios internos casi imperceptibles para la conciencia humana y colectiva. Todo ocurre como si nada estuviera pasando. Tienes una ligera sensación de que pasa algo, pero no tienes o no ves ningún indicio o prueba de que aquello esté pasando realmente. Y si las ves te autoconvences de que no es lo que parece. Hasta el día en que el planeta retrógrado en tránsito entra en contacto directo con un planeta personal o ángulo de tu Carta natal y activa tu conciencia haciéndote descubrir la cuestión. ¡Y aquí es cuando empieza la «fiesta»!

Si te ha gustado esta publicación puedes seguirnos en nuestro Instagram y para cualquier consulta nos puedes escribir a sonia@consultesalcel.com o bien contactarnos a través de nuestra página de contacto.